A todos nos han dicho en alguna ocasión que los frutos secos son muy saludables. Estos aportan hierro y proteínas, y ayudan a reducir peso y el colesterol, por ejemplo. Para que conozcas mejor este alimento, a continuación te explicamos los beneficios de los frutos secos. Querrás degustarlos cada día.

Diez beneficios de los frutos secos

Son muchos los beneficios que aportan los frutos secos si los consumimos de una forma frecuente, aunque también moderada. A continuación, vamos a explicarte diez para que conozcas la importancia de este alimento.

Son fuente de minerales

Si por algo son conocidos los frutos secos es porque son una fuente de minerales. Estos aportan magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio, con propiedades antioxidantes.

Gran aporte vitamínico

Otro de los beneficios de los frutos secos es que son ricos en vitaminas, como B1, B3 o folatos. Igualmente, constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E, también con carácter antioxidante.

Ricos en grasas saludables

A los frutos secos se les atribuye tener un alto contenido en grasas mono- y poliinsaturadas. Entre ellas podemos destacar el ácido oleico, el linoleico (omega 6) y linolénico (omega 3). Estos últimos son ácidos grasos muy importantes para el organismo.

Aportan proteína vegetal

Si los frutos secos tienen una gran ventaja es la proteína que aportan. Esta característica hace que los frutos secos sean alimentos idóneos, en cantidades moderadas, para tomar después de la realización de ejercicio físico. De este modo, ayuda a los deportistas a recuperarse completamente con cada entrenamiento y a tener la energía suficiente para que se superen cada día a sí mismos.

Colesterol y apetito

Tradicionalmente, los frutos secos se han asociado al incremento de peso debido a las calorías que tienen. Sin embargo, se ha demostrado que no es así. Si controlas la ingesta de estos frutos secos, no tendrás ningún tipo de problema de peso. Por ejemplo, los frutos con más grasas saludables tienen un gran poder saciante, por lo que reduce la ingesta de otros alimentos menos saludables. Asimismo, los frutos secos se asocian a una disminución de los niveles de colesterol ya que interfieren en su absorción.

Problemas óseos

beneficios de los frutos secos

Otro beneficio que podemos obtener de este producto es que nos ayudan a hacer frente a los problemas óseos. Por ejemplo, las almendras son las que más calcio aportan. Por este motivo, son el complemento perfecto para reducir los dolores de huesos y prevenir la osteoporosis. Asimismo, los piñones también colaboran a aumentar los niveles de zinc, que son buenos complementos para fortalecer el sistema óseo.

Tránsito intestinal

El estreñimiento es muy frecuente. Los problemas en el aparato digestivo son más comunes de lo que crees. En este caso, las nueces y los pistachos contienen un alto nivel de fibra, además de un 10,6% de nutrientes. Por ello, te ayudan a regular el tránsito intestinal.

Problemas cardiovasculares

Todos tememos sufrir problemas cardiovasculares. Por ello, si quieres prevenirlos, uno de nuestros consejos es que consumas frutos secos. Así, las nueces son las que mayor cantidad de omega 3 proporcionan. Este ácido ayuda a reducir los problemas de colesterol, los triglicéridos, así como la presión arterial.

Diabetes

La diabetes está relacionada con los problemas cardiovasculares. Los anacardos, pistachos y piñones ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre en diabéticos de tipo 2. Intenta que los frutos secos que elijas sean lo más naturales posibles, y contengan pocos niveles de sal.

Problemas cognitivos

Por otro lado, los frutos secos ayudan a prevenir la demencia cognitiva. Las almendras y las avellanas son las que más vitamina E tienen, por lo que ayudan a controlar el deterioro cerebral.

Como siempre, ya sabes que si estás buscando un nutricionista en Madrid, estaré encantado de ayudarte a conseguir tus objetivos.